Madre con greñas

Soy una madre con greñas. Yes.

Tres hechos relevantes que han ocurrido en los últimos días me han llevado a esta conclusión.

  1. He estado leyendo este estupendo post de @conlospeques sobre los tipos de madres en los grupos de whatsapp del colegio. Reconocí esta mañana en la puerta del colegio, al dar los buenos días acelerada, mientras sonaba la sirena, a muchas de las especies que el post describe.
  2. Me sigue en Twitter (tal vez después de este post deje de hacerlo) alguien que en su descripción de perfil pone: “Las ladies de hoy nos cuidamos, nos encanta estar espectaculares, femeninas y a la última. Este Twitter es para nosotras” Y pensé: “pa mi no, hija, pa mi no”.
  3. Una conocida, representante de una marca de cosméticos, hizo en mi casa una demostración de productos. Quedó en llamarme para fijar la segunda sesión para esta semana. Nunca llamó.

A pesar de aprobar la botánica in extremis en última convocatoria, soy una verdadera forofa de la taxonomía, mi cerebro se ilumina lleno de conexiones positrónicas cuando leo una lista, cuando veo un gráfico de barras, un árbol genealógico. Me encanta clasificar y poner etiquetas…ordenar y limpiar no, no vayamos a equivocarnos. Hablo de ciencia, señores.

Así que en mi apresurada carrera desde el coche en doble fila sin poner los intermitentes, hice un rápido escaneo a mi alrededor, asignando género y especie a las madres del colegio. Y ya en el coche, mi maldita mente analítica me hizo preguntarme…¿Y yo? ¿Yo cuál soy?

Y una vocecilla en mi interior, muy parecida a la de Vetusta Morla – Pucho no, la tortuga – me dijo: tu eres una madre con greñas.

Cuando un naturalista (ahora se llama biólogo en paro) encuentra un bicho o planta que no aparece en su cuaderno, se apresura a ponerle nombre y describirlo. Y yo, que no estoy en paro pero aprobé la carrera, he decidido hacerlo. Por si no está descrita. Si he de ser madre con greñas, al menos me llevo el mérito.

Para ser precisa, la madre con greñas es en realidad una subespecie. Ciñámonos a la wikipedia, que es la que manda:

Superreino: (Dominio): Eukaryota
Reino: Animalia
Subreino: Eumetazoa
(sin clasif.) Bilateria
Superfilo: Deuterostomia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Infrafilo: Gnathostomata
Superclase: Tetrapoda
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Superorden: Euarchontoglires
Orden: Primates
Suborden: Haplorrhini
Infraorden: Simiiformes
Parvorden: Catarrhini
(sin clasif.): Euarchonta
Superfamilia: Hominoidea
Familia: Hominidae
Subfamilia: Homininae
Tribu: Hominini
Subtribu: Hominina
Género: Homo
Especie: H. Sapiens
Subespecie: Matergreñis

¡¡¡¡¡AAAAHHHH!!! ¿¿Que no sabiais que somos catarrinos?? Os pensabais que Haddock, borracho, lo decía por decir. Pues no. Lo de homínidos ya os debe sonar más, por aquello de que los de Atapuerca salen hasta en Sálvame si es menester.

Por tanto:

Madre con greñas.

Nombre científico

H. Sapiens subsp. Matergreñis (Limón, 2014) Si hay un listo que sepa cómo se dice greña en latín, que me lo deje en comentarios.

Diagnosis

Características generales

El cuerpo es rechoncho, no muy comprimido. Torso poco o nada escotado. La melena no se extienden más allá de la parte media de la espalda, recogida en una coleta con goma de los chinos, o de Hello Kitty. El ojo tiene la ojera bien desarrollada. Los tacones son pequeños o nulos. La barriga se origina más cerca del rostro que de la base de la pelvis. La ropa tiene unas estrías radiadas por ausencia de planchado. Pelusa incipiente en la zona del labio superior, entrecejo, y en otras zonas dependiendo de las sesiones de depilación láser que haya conseguido completar.

Color

Variable, y en general poco afortunado. En ocasiones con manchas oscuras de colacao. La base del pelo suele presentar distinto color al resto. Esta zona es más o menos amplia en función de acontecimientos como reuniones con jefes, bodas de amigas o visitas de madres.

Otras características externas

A pesar de tener dos brazos, típico de la especie, se sirve de cualquier  prolongación  para retener los pequeños organismos que viven de forma parásita a su alrededor (hijos).

Diferencias con especies cercanas

La Madre con greñas europea forma varias razas geográficas que alcanzan distinto tamaño y edad, dependiendo del área en que vivan. De especies como la superwomanis o la solteris se diferencian en la posición del bolso, el número de complementos o el tamaño del culo. De la solteris se diferencia además porque ésta tiene el vientre liso. La subespecie hermanapequeñis es muy similar, y sólo se diferencia por el tamaño. La cuñadis puede también confundirse pero suele tener mejor bolso.

Biología

Zona de vida

Es una especie ubicua que vive alrededor de los colegios, acercándose más a la zona de urgencias en pediatría en invierno.

Alimentación

Se alimenta de restos de carroña que recogen de las especies cercanas, habitualmente medias croquetas o galletas blandas. Algunas veces comen frente al televisor; otras andando activamente hacia algún recado. Cuando las madres con greñas se alimentan suelen desorganizar los bancos que forman, sobre todo si están en un cóctel y es bueno.

Tipo de reproducción

No se conoce.

Costumbres

Se reúnen en bancos mixtos junto a otras subespecies (superwomanis, cuñadis…)  Los organismos parásitos permanecen formando parte del banco veinte o treinta años (depende de la crisis).

Edad y tamaño máximo

Pueden vivir muchos años y alcanzar grandes volúmenes siendo las de razas de aguas frías las más grandes y longevas. Posteriormente mutan y se convierten en suegris.

Migraciones

Realizan importantes desplazamientos. En primavera se acercan a la zona más costera y de parques y cuando llegan las lluvias se alejan hacia los centros comerciales. En el pasado se describieron importantes migraciones que hoy no se reconocen; se pensaba que las matergreñis nacidas en el Cantábrico buscaban aguas cálidas, llegando hasta las costas levantinas en busca de sol y apartahoteles, volviendo en septiembre al Cantábrico. Hoy se sabe que van apareciendo en distintas zonas en función de las rebajas y las ofertas de vacaciones, comenzando por el sur del Golfo de Vizcaya (Cantábrico), costas francesas hacia el Norte y, finalmente, en verano en el sur de las Islas, dando la sensación de una migración de Sur a Norte.

Véase también
Madres estresadas

Pues eso. Que soy una madre con greñas. Y a mucha honra. Y que mira, después de tantos años me ha servido de algo la especialidad en zoología.

Me encantará saber qué tipo de madre sois.

Besos de Pepita Limón.

3 pensamientos en “Madre con greñas

  1. Yobanda

    Como madre inócua en modo pasado de arroz (por decisión propia) he de decir que en ocasiones me ajusto al párrafo:
    “Se alimenta de restos de carroña que recogen de las especies cercanas, habitualmente medias croquetas o galletas blandas….”

    Eso sí por gusto. Soy fan de la deconstrucción pero, de plato lleno.

    Responder
  2. ponlecara

    XD…Me uno al club de las madres inócuas (amplio a pequeños hurtos para probar la temperatura del alimento recién preparado) y a las cuñadas que adoptan bolsos “Vintage Revival in da house”

    Responder
  3. JOSE JAVIER

    Con respecto a las costumbres que apuntas, no es del todo cierto que no se
    reproduzcan, puesto que si no lo hicieran no serían madres. Es más bien,
    de acuerdo con mis estudios de campo, que tras el o los alumbramientos,
    caen en una especie de apatía para
    el celo y el cortejo, del que sólo salen en fechas señaladas y/o
    períodos vacacionales, limitándose el resto del año a una práctica que
    la escuela antropológica de Boston ha denominado, “Vale, pero rapidito y
    sin hacer ruido, que se despiertan los niños”.

    Responder

Deja tu opinión: