El Anuncio de Ikea en Navidad (y mi lista de villancicos)

Hasta hoy, no tenía claro qué publicar esta semana. Tengo una lista de posibles post, y navegaba por ella sin mucha convicción. Finalmente decidí que era hora de dar paso a la música, en concreto a la navideña. Pero el anuncio de Ikea en Navidad se cruzó en mi camino:

 A través de un tuit, lo vi. Me emocioné. Se me cayo una lágrima, rodó por mi mejilla…en fin como a casi todos los espectadores con hijos, trabajo y poco tiempo. Por lo que entendí de los tuits que leía, en el anuncio habían participado varias blogueras. Vaya por delante mi admiración a ellas. Si eres madre, curras y tienes un blog lo suficientemente bueno para que te llamen de la tele…amiga, te tengo más envidia que a Beyoncé, Madame Curie y Cortázar juntos.

El anunció de Ikea volvió a aparecer, esta vez en forma de whatsapp de grupo de madres del colegio (de esas de las que hablábamos en este post). Inmediatamente mi whatsapp se llenó de emojis con lagrimitas, corazoncitos y comentarios tiernos…Y de repente pensé “Y si pregunto a mis hijas, ¿ellas que me dirán?”. Muerta de curiosidad, senté a mis dos enanas de 5 y 6 años, o sea parecidas a las de la tele, y mirándoles a los ojos les hice las mismas preguntas que en el anuncio de Ikea.

– Chicas, ¿a los reyes que les pedís? –

– Mami ya hemos escrito la carta. El vestido de Elsa y Ana, una Lalaloopsy, una sorpresa para cada, el maletín de la Princesa Sofía y dos libros – Ellas tienen muy claro que tres reyes son tres regalos para cada, y que los libros no cuentan.

– Y si en vez de a los Reyes, les escribieras la carta a mamá y papá, ¿que les pedirías? – Mirada tierna

– ¿A vosotros? – mirada de no entender nada

– Sí –

– Pues lo mismo, pero te va a costar muchos euros – Mirada de “mi madre es tonta”.

– ¿Seguro? ¿No hay nada que quieras pedirle a mamá? ¿Algo diferente? –

– Buenoooo…¿valen chuches? –

Decidí dejarlo porque empezaban a impacientarse y a protestar para que les dejase merendar. Nos fuimos a dar un paseo por el centro que está muy bonito con las luces y había un cuentacuentos.

Y hoy cuando el anuncio de Ikea me ha llegado por quinta vez, mi reacción ha cambiado. Drásticamente.

A ver, señores de Ikea, ¿pretenden ustedes que nos sintamos mal? ¿culpables? ¿malas madres o padres? ¿gente que sólo piensa en trabajar y no tiene tiempo para sus hijos? Porque, a tenor de los comentarios y tuits que he leído, lo están consiguiendo.

 Seguramente no. Seguramente sólo pretendían que pensemos que si nuestra casa parece sueca, nuestra vida o nuestra conciliación se parecerá a la de los nórdicos..o que si no podemos darles tiempo a nuestros hijos, al menos pueden esperarnos en un sofá Ektorp (como el mío) y estarán durmiendo en sus camitas kritter cuando lleguemos de un viaje de trabajo. Porque lo de que hay cosas en la vida más importante que comprarles juguetes en Navidad…eso lo dirán porque sólo tienen cuatro modelos, ¿no? pregúntenles a los de Toys’r’Us.

Creo sinceramente que muchas madres y padres leemos demasiada psicología barata, estamos más pendientes de lo que nos dicen los medios que nunca…que nos pasamos de rosca vaya.

¿O es que no les damos un beso (o muchos) todos los días? ¿No están más cuidados que nunca nuestros niños? ¿Pero de verdad tienen carencias?

Yo trabajo. Bastante, díria. Y viajo, al menos dos o tres veces al mes. Y muchas de mis amigas tienen trabajos, mejores o peores que el mío, que les consumen muchas horas. Pero de las horas que mis hijas pueden pasar conmigo, descontando colegio y actividades, pasan muchas. Y por lo que veo a mi alrededor, y el montón de actividades de ocio dirigidas a la familia (menudo negocio), la mayoría lo hacemos.

De vez en cuando, mi hija pequeña, calificada por su profesora (que es un hacha) como “inteligente manipuladora”, me pone ojitos y me dice “Mami no me gusta que trabajes tanto” o “Mami te voy a echar mucho de menos si te vas de viaje”. Cuando me van a buscar al aeropuerto lo primero que pregunta es “¿me traes un regalo o una chocolatina?”. Su hermana, haciendo gala de mayor capacidad empática porque ya está en primaria, me dice “Mami te quiero mucho, ¿a mi que me traes?”. Toma ya carencia afectiva.

 Seguro que mucha gente al leer este post está pensando que no entiendo nada, que soy una superficial y una materialista. Que hay que enseñar a los niños a valorar las cosas importantes, las que no cuestan dinero…Pues sí, es verdad, hay que hacerlo. PERO EN MARZO COÑO, EN MARZO. Que se pasan todo el año lavándose las orejas, recogiendo sus juguetes, y aprendiéndose de memoria los anuncios para que Papa Noel, los Reyes Magos, el Olentzero o quien sea les traiga un montón de ¿tiempo? ¿bonitos sentimientos? o tal vez…¿juguetes?

 Como decía, mi admiración y respeto a las madres blogueras del anuncio de Navidad de Ikea. Pero yo no lo compro. Los muebles sí. Pero la culpa pa otra, que yo tengo mucho trabajo. Y dos niñas felices que tiraría de vez en cuando por la ventana, sobre todo cuando paso muchas horas con ellas. Será que soy mala madre.

 Y lo prometido es deuda: antes de calentarme con el anuncio de marras estaba yo decidiendo si hacer un post musical, para deslumbrar al mundo con mis vastos conocimientos. Pero como ya os he metido un buen rollo y seguro que me llevo más de una colleja, lo resumo y os dejo sólo unas canciones navideñas imprescindibles. Y me encantaría que en la página de Facebook de Pepita Limón o en twitter me digáis cuáles son las vuestras.

 Besos de Pepita Limón

Christmas Hit Parade By Pepita Limón:

Blues traveler – Christmas

Este grupo poco conocido fuera de EEUU, es uno de mis favoritos. Las letras interminables, los solos de armónica y la manera de cantar de Popper me apasionan. Un villancico ecuménico desde el punto de vista del descreído que busca su espíritu navideño.

Beach Boys – Santa’s Beard

Una cómica postal navideña, la del niño que tira de la barba del Santa Claus del centro comercial y descubre decepcionado que no es el de verdad. Y las absurdas explicaciones que su hermano mayor tiene que inventar. Y si no conoces al grupo, háztelo mirar porque la música que tu escuchas no existiría sin ellos. Sea la que sea.

Jose Feliciano – Feliz Navidad

Las canciones de Feliciano me gustan siempre. Tiene ese rollo de “me cojo la guitarra y canto y el mundo es feliz” O sea, que ya viene de serie con espíritu navideño. Si luego va Boney M y te hace una versión y te convierte en el villancico disco más famoso de la historia, eso es lo de menos. Esta es la versión de su compositor, y merece que la tengamos en cuenta.

Supersubmarina – Los Campanilleros

Este villancico siempre me ha encantado. Como soy una madre con greñas, los indies me hacen sentirme moderna y cool. Y eso mola.

Pepe Benavente – El burrito Sabanero

Gran gurú de la musica verbenera Canaria, colaboró en un disco de Navidad benéfico que compré hace dos años. Y mis hijas, aunque sea en agosto, me piden que les ponga en el coche esta tremenda versión del popular Burrito Sabanero. Así que no podía faltar en mi lista. De tanto odiarlo le he cogido cariño.

4 pensamientos en “El Anuncio de Ikea en Navidad (y mi lista de villancicos)

  1. JOSE JAVIER

    Querida Pepita: muy de acuerdo en tus comentarios sobre el anuncio. Tras verlo, he salido corriendo a IKEA a comprar un cubo de los de vomitar de toda la vida de Dios (el famoso modelo POTAXX Ref. 067455,, 10 euros).
    Con respecto a los villancicos, me dan mucho repeluz, así es que me declaro no competente, y que se lo pasen al juez Ruz o al sustituto del sustituto de su sustituto.

    Responder
  2. Ruth

    Totalmente de acuerdo. He empezado a leer el post, he echado la lagrimita y me he sentido culpable….y luego te he leído. No puedo estar más de acuerdo contigo!!! Lástima que mi hija aún sea pequeña para hacer el mismo experimento y poder confirmar que tienes razón.

    La parte musical me la he saltado, que no tengo tiempo :-b

    Responder
  3. Lisbeth

    Yo he realizado el experimento, pertenezco a esa especie de madres que tenemos que trabajar muchas horas…… Lo hice acojonada, imaginando lo que podía responder mi hijo. Reforzándome psicológicamente, preparándome para lo peor…… Resultado:
    Cariño, qué regalo le pedirías a mami, que no sea un juguete (pensé que era mejor ponérselo fácil)?
    Momento de estómago encogido…..
    Respuesta de mi hijo: que te tires muchos pedos y hagas mucha caca, como papi y yo
    Reparto de besos y abrazos….
    Tengo un hijo muy listo

    Responder
  4. Ambrosia

    Pepita, eres genial, que manera de abrirnos los ojos. Yo también he trabajado toda mi vida, se que mis hijos me adoran, y se alegran de todo lo que he hecho. No necesito preguntarles, yo sí oiré los villancicos. GRACIAS, MUCHAS GRACIAS. AMBROSÍA

    Responder

Deja tu opinión: