5 errores que estropean una fiesta en casa

Fiesta temática arco iris en Tenerife Has decidido dar una fiesta en casa. Puede que sea una cena informal con amigos o un cumpleaños infantil. Sea lo que sea, hoy te cuento lo que NUNCA debes hacer, los 5 errores que estropean una fiesta.

1 – No elegir bien la fecha

A nadie se le escapa que escoger un martes para una fiesta es sinónimo de fracaso. Pero elegir la fecha no es sólo ponerla el sábado siguiente a tu cumpleaños…evita los puentes o vacaciones tipo Semana Santa o Navidad, e incluso verifica que no coincide con ningún hito importante para tus invitados. Si pretendes que vengan chicos y hay una final de champions, malo (a no ser que pongas pantalla gigante, cervezas y barbacoa). Si es el cumpleaños de un adolescente y entregan las notas el día antes, hay riesgo de bajas por castigo (no es sólo una teoría, mi cumple es en fecha de evaluación, hazme caso).  En definitiva, se previsora y si tienes dudas, consulta la fecha con aquellos que no quieres que te fallen. Y si es una celebración íntima para pocas personas, trata de consensuar la fecha con ellos.

(Ya sabes, elige el día perfecto para que tu fiesta fluya como la canción de Lou reed)

2 – Un batiburrillo de invitados,

Mezclar gente muy distinta es un riesgo. A veces sale bien, pero te la juegas. Es especialmente importante si vas a sentar a todos en una misma mesa. Aunque como buena anfitriona sabes que se deben evitar los temas conflictivos, recuerda que no puedes evitar que tu amig@ activista saque su pasión por la política a pasear, y tal vez tu abuela no lo entienda…por otro lado, invitar a esa amiga recién separada a una cena de parejas igual no le levanta el ánimo. Piensa también que si es una fiesta con niños, o en la que haya muchas madres/padres, puede resultar aburrida o incómoda para los que están en otra fase de su vida. ¡Nos volvemos muy monotemáticos! El caso es evitar situaciones en las que alguien se sienta fuera de lugar. Si lo que organizas es una fiesta “de compromiso” y no conoces demasiado a los asistentes, trata de que el ambiente sea agradable iniciando conversaciones sobre temas al alcance de todos. Y si entre tus invitados hay alguna persona que sabes que es buen conversador y extrovertid@, no dudes en colocarlo en el centro de la mesa. Si hay más de un@, no los coloques junt@s: intentarán monopolizar conversaciones y competir para ganar atención. ¡Intercala personalidades más modestas entre los grandes egos!

(Hay que evitar situaciones incómodas a la mesa, como encantamientos imprevistos!)

3 -Un menú “Master Chef”

Salvo que tengas una estrella Michelin, no arriesgues con platos que no dominas, ni pruebes recetas nuevas. Trata de preparar platos que te resulten sencillos, aquello que sabes que te sale genial.  No vayas a contrarreloj como los concursantes de la tele; mejor preparaciones que puedas dejar al fuego muy bajo hasta el momento de servir o que sólo necesiten un golpe de horno en el último momento. Evita fritangas que puedan dejar la casa “aromatizada”. Si no conoces de antemano los gustos de tus invitados, no te lances con recetas exóticas, puede que a ti te encante el sushi pero igual le haces pasar un mal rato a algún comensal que se pone malo solo de pensar en pescado crudo. Es un gesto muy gentil el preguntar con antelación si tus invitados tienen alguna alergia o intolerancia, o si hay algún vegetariano. Si es así ten la delicadeza de preparar algo de verduras o ensalada y servirla en una fuente distinta de la parte “animal”. Otra opción es hacer raciones individuales (¿os acordáis de las ensaladas en bote de  este post?)

(No he podido resistirme a este vídeo casero,  y a la genial canción de Pepe Gines y Kiko Veneno)

4 – Tu mejor plan no es siempre el mejor plan

Es tu casa, y es tu fiesta. Pero estás tratando de agradar a los invitados. No impongas nada, por divertido que te parezca. Si has preparado alguna actividad, juego, un baile…debes conseguir primero que la situación sea propicia. Si tu intención es que se baile, prepara música variada (sí, esa canción de moda que te espanta también) y observa cómo reaccionan los demás para adaptarte como DJ. Y si la gente está conversando encantada y pasándolo bien, no subas la música para forzarlo. Al fin y al cabo se trata de disfrutar, no es un concurso de danza. Tampoco impongas etiqueta si no es estrictamente necesario, es una faena que te falle gente porque no tiene (y no quiere tener) esmoquin. A las chicas nos encanta cualquier excusa para ir de tiendas, pero si quieres que no falte el tipo ese tan atractivo que conociste hace poco no se lo pongas complicado.

(Hay versiones que enamoran. A la primera)

5 – No te emborraches (no demasiado)

Si no haces muchas celebraciones en casa, entre las prisas de última hora y el lío de prepararlo todo, es posible que no comas mucho. estas nervios@ y quieres que todo salga perfecto, y sin querer puede ser que bebas más de lo habitual. No te pases. Es estupendo que estés relajada y disfrutes, sin arriesgarte a que te siente mal y te pongas hech@ un asco en tu propia fiesta. Y si demás no quieres que tus invitados se emborrachen tampoco, sigue estos consejos:

    • No alargues demasiado el aperitivo; se bebe más de lo que se come, y llegamos a la mesa con menos hambre y “un puntillo” que nos hace seguir bebiendo. Para la hora de la sobremesa algun@ ya ira “cocido”, seguro.
    • Evita las mezclas: Si te apetece ser original y servir cócteles antes de la comida, que tengan base de vino o cava y no licores fuertes. Así hay cierta continuidad con el vino del menú. Reserva los destilados para cuando tengan la barriga llena.
    • Si la fiesta se va  a alargar, prepara bandejas de pinchos para empapar las copas. Si piensas llegar a la madrugada, unas tazas de consomé o un chocolate con churros serán bien recibidos y mantendrán los niveles de alcoholemia controlados.

(Si vas a beber, que sea con swing)

Hoy he decidido ilustrar la entrada con canciones en honor al grupo de bloguer@s que todas las semanas me invitan a su particular fiesta musical, el #vdln. Si te apetece saber lo que es, sólo tienes que pinchar aquí.

Muchos besos de Pepita Limón

Deja tu opinión: